Semana accidentada

La vida cambia continuamente. Por si se me olvida, ella misma me lo recuerda de vez en cuando.

Esta semana, después de haber salido de una pequeña sobrecarga, se anticipaba como una de las que más motivan: dura y trabajosa, los primeros entrenos dobles y mucha intensidad en las sesiones.

Sin embargo, en menos de 1 segundo ocurren todo tipo de cosas: se da la vuelta a la tortilla, cae la tostada por el lado untado o te caes de la bicicleta por arriesgar estando el suelo mojado. Así fue, en un parpadeo, me arrastré por el suelo acabando de pie de nuevo. Una vida menos.

Pudo ser peor, pero no salí ileso. Todo mi lado derecho se quedó bien calentito: tobillo, tibia, rodilla, cadera y muñeca. Al llegar a casa, directo al hielo. Tuve que reenfocar el entrenamiento centrándome en recuperar.

Celebré mis 7 años de practicante de Wushu el 25 y conseguí recuperarme para ir a entrenar con algunos de los compañeros de selección. ¡Qué gran sensación! Me vuelvo lleno de energía y alguna que otra corrección. Motivado a trabajar muy fuerte las 3 próximas semanas.


Es la recta final, tengo que entrenar intenso y con calidad, os contaré cómo va todo día a día: cuáles son los planes, cuáles las claves, cómo evoluciono semana a semana.

¡Sígueme aquí o en Twitter y serás la primera persona en saberlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: